Salsa carbonara

Encuentra tu receta de salsa carbonara

Salsa carbonara sin nata

Se dice que en Italia cuando se hace la auténtica salsa carbonara no se le echa nata y hay personas que cuando han probado la carbonara sin este ingrediente, no les ha sabido nada mal. Por eso te vamos a enseñar a preparar esta tradicional salsa italiana de la manera más sencilla en tu Thermomix y en muy poco tiempo.

Como sabemos que es una salsa que gusta a toda la familia te daremos los ingredientes para hacer 6 raciones, para que si te sobra puedas guardarla y degustarla a la noche o al día siguiente, porque esta salsa aguanta de un día para otro.

Salsa carbonara sin nata

Los ingredientes para preparar la salsa carbonara sin nata son:

  • 300 gramos de bacon.
  • 60 gramos de cebolla,.
  • 50 gramos de aceite de oliva.
  • Media docena de huevos.
  • Un yema de huevo cruda.
  • Sal y pimienta al gusto.
  • 40 gramos de queso Parmesano Reggiano.
  • 40 gramos de queso Pecorino Romano.

Modo de elaboración

Comenzaremos lavando bien la cebolla y cortándola así como cortando el bacon en tiras pequeñas para tenerlo preparado. Con un rallador rallaremos los quesos y los dejaremos reservados en un plato para más adelante.

Pondremos la cebolla en el vaso de la Thermomix y la trocearemos 5 segundos a velocidad 4. Tras ello bajaremos la cebolla de las paredes del vaso con la espátula.

El siguiente paso es agregar el aceite y el bacon, programaremos 5 minutos a temperatura varoma y velocidad 1. Cuando haya finalizado, reservaremos todo el contenido del vaso en un bol.

Ahora pondremos los huevos, la yema, los quesos rallados y salpimentaremos el vaso, programaremos durante 20 segundos a velocidad 5.

Tras ello, incorporaremos el aceite, la cebolla y el bacon que teníamos reservado en un bol y programaremos 3 minutos a temperatura varoma con velocidad 1.

Con este paso, haremos que el huevo se cocine y se cuaje y los quesos vayan fundiéndose poco a poco para conseguir una nata cremosa con bastante sabor para nuestros platos de tallarines, pizzas o sobre un buen plato de patatas fritas.

Consejos

Es una salsa muy fácil de hacer, pero hay que tener en cuenta que su ingrediente base es el huevo, por lo que debe ser consumida cuanto antes, como mucho al día siguiente.

Si no encontramos los quesos italianos podemos utilizar un queso de oveja curado, que es del mismo estilo que el Pecorino y el Parmesano, aportan un toque de sabor mucho mejor que el que viene en las bolsas de queso rallado industrial.