Salsa carbonara

Encuentra tu receta de salsa carbonara

Salsa carbonara sin queso

Aunque en España estamos acostumbrados a comer la salsa carbonara con queso para darle más cremosidad y sabor, en Italia no se le echa queso, éste se ofrece para echar después por encima de la pasta.

Si eres de las personas a las que no te gusta el queso, seguro que esta receta de salsa carbonara en Thermomix te vendrá como anillo al dedo, porque es rápida, sencilla y sobre todo, deliciosa.

Salsa carbonara sin queso

Para preparar salsa para cuatro personas necesitaras estos ingredientes:

  • 500 gramos de nata líquida para cocinar.
  • 150 gramos de bacon cortado en taquitos.
  • 150 gramos de chalotas cortada en trozos.
  • 20 gramos de aceite de oliva virgen extra.
  • 40 gramos de mantequilla sin sal.
  • Sal y pimienta negra recién molida.

Modo de elaboración

Su preparación es tan sencilla que apenas tardaremos unos minutos en hacerla. Comenzaremos poniendo en el vaso el aceite, la mantequilla y la cebolla. Programaremos 15 segundos a velocidad 5.

Tras ello agregaremos el bacon, un poco de sal y la pimienta recién molida. Coceremos durante 6 minutos a temperatura varoma en velocidad 2. Después agregaremos la nata líquida y mezclaremos durante 15 segundos a velocidad 6.

Finalizaremos programando 8 minutos a 100 grados en velocidad 3 y ya estará lista para poner en la olla con la pasta o dejarla en un recipiente para que los comensales se echen la que quieran en sus platos.

Consejos

La salsa carbonara aguanta de un día para otro, pero tendremos que echarle un poco de leche porque suele espesar mucho y nos costaría trabajo deshacerla. Basta con calentarla un poco en el microondas con una o dos cucharadas de leche, se disolverán rápidamente y la salsa volverá a tener una textura óptima para el consumo.

Si eres de las personas que cuida su línea, puedes cambiar la nata por leche evaporada, el sabor de la salsa no cambiará y ayudarás a controlar la ingesta de calorías en este caso.

Para que el plato tenga un poco más de consistencia, puedes añadirle unos cuantos champiñones naturales a la hora de añadir el bacon al vaso, tienen un sabor bastante neutro pero que marida a la perfección en esta elaboración.

Otra alternativa, aunque ya cambiaría la salsa carbonara por completo, es añadirle guisantes o unas cuantas gambas, que también dan un toque diferente a esta elaboración.

En cuanto a las especias que acepta, además de la pimienta, destacamos la nuez moscada, el orégano y el tomillo, por lo que podrás darle tu sabor preferido a esta clásica salsa.