Salsa carbonara

Encuentra tu receta de salsa carbonara

Salsa carbonara rápida

El ritmo de vida que llevamos hace que en muchas ocasiones no tengamos apenas tiempo para comer. Si es tu caso y quieres seguir disfrutando de la comida casera, te vamos a enseñar a hacer una deliciosa salsa carbonara con la Thermomix.

Podrás utilizarla para tus platos de tallarines, pizzas, patatas fritas o incluso para echar por encima a un arroz blanco y así lo deseas, haciendo de éste un plato que dará un buen aporte energético para continuar la jornada laboral.

Salsa carbonara rápida

Ingredientes necesarios para hacer salsa carbonara para dos personas:

  • Una cebolla pequeña.
  • 150 gramos de panceta de cerdo.
  • 3 huevos de tamaño medio.
  • 30 gramos de aceite de oliva virgen extra.
  • 40 gramos de queso parmesano.
  • Sal y pimienta.
  • Orégano (opcional)

Modo de elaboración

Antes de comenzar, lo dejaremos todo preparado para que podamos hacer la salsa carbonara de manera rápida. Lavaremos la cebolla y la cortaremos en trozos.

Cortaremos la panceta en taquitos pequeños o tiras, como más nos guste, y con un rallador rallaremos el queso y lo reservaremos.

Pondremos la cebolla en el vaso de la Thermomix y la trituraremos durante 5 segundos a velocidad 4 y bajaremos los restos con la espátula al fondo del vaso de nuevo.

Echaremos la panceta en el vaso y también el aceite de oliva, programaremos durante cinco minutos a temperatura varoma y a velocidad 1 para que se haga todo correctamente. Al finalizar, lo reservaremos todo en un bol.

Ahora le toca el turno a los huevos. Los echaremos en el vaso y los salpimentaremos. Programaremos 15 segundos a velocidad 3 para que se batan correctamente.

En este momento agregaremos la mezcla que teníamos reservada y el queso, para que se derrita y se vayan mezclando bien todos los sabores. Programaremos la Thermomix 2 minutos a temperatura varoma y velocidad 1.

Consejos

Dadas las calorías que tiene esta salsa, es recomendable que se haga solamente para las comidas, porque por las noches, nuestra actividad física decae y estaremos dando al cuerpo más calorías de las que realmente necesita.

Si se prefiere tener un sabor un poco más intenso, se puede optar por echarle bacon ahumado y en lugar de echarle pimienta al plato se puede echar nuez moscada cuando tengamos la salsa servida.

En caso de que no nos guste ni el sabor de la pimienta ni el de la nuez moscada, podemos elegir un clásico como es el orégano.